El repertorio de mármoles blancos alberga una gran variedad entre sus productos. Dentro de la elegancia que desprenden, existe un mármol blanco para cada gusto y ocasión. Sus dibujos pueden ser difuminados, formar contrastes o ser casi inexistentes. Depende del espacio nos convendrá utilizar uno u otro, sabiendo que contamos con un material de primera calidad. Una de las apuestas más atrevidas en los mármoles blancos es el conocido como marmol Calacatta. Este mármol blanco posee un gran contraste entre sus partes blancas y grises, que lo convierte en un material único.

Ideal para combinar con espejos que aumentarán la sensación de profundidad de este paisaje, al marmol calacatta también le sientan bien las combinaciones de piedras negras mate, objetos en metal, cristal y porcelana. Jugar con los contrastes con otros elementos es una posibilidad que el dibujo de este mármol permite, aunque si se puede equipar toda la estancia con este material el efecto será impresionante. La utilización de esta piedra suele estar ligada a la creación de espacios con pocos elementos en el mobiliario y el decorado. Resaltar su dibujo suele ser importante para quien va a disfrutar el mármol de calacatta en su ámbito doméstico o de trabajo.

Su imagen crea la sensación de un espacio limpio y fresco, con lo que es ideal su presencia en cocina y baño. Perfecto para encimeras, cocina en general, paredes, para recubrir el mobiliario e incluso para el suelo. Además, en el baño da una sensación relajante por lo que se utiliza habitualmente en duchas.

marmol calacatta - Stone Cross

Marmol calacatta y sus variantes

La calidad del marmol calacatta es tan evidente que incluso se han creado productos para imitar su estilo. Es el caso del pavimento rectificado, porcelánico o la variedad conocida como Palace. Materiales que no son piedra natural y que, por lo tanto, reducen su precio al ser meras imitaciones. Sin embargo, es imposible resistirse a la calidad de este mármol porque además cuenta con otra variedad que resulta muy apropiada para destinar a espacios con un ambiente más cálido y hogareño. Éste es el marmol calacatta gold. Sus reflejos dorados, amarillos, ámbar, marrones y rojos resaltan sobre el color blanco dominante para crear un clima que aporta un estilo completamente diferente. Ideal para salas de estar, salones, pasillos o incluso cocinas, todo depende del estilo que el usuario quiera dar a una u otra estancia. Esta mezcla de colores también permite un diseño de interiores más recargado de elementos, no tan minimalista como se ajusta al estilo del marmol calacatta.
Volviendo al marmol calacatta original (el blanco con vetas grises), existe otra manera de jugar con este material que resulta muy moderna y divertida. Una posibilidad usada sobre todo en duchas, baño y que también puede ser una solución ideal para dar un toque distintivo a las paredes de nuestras cocinas es el calacatta cortado en pequeñas placas cuadriculares y dispuestas en un orden aleatorio. Esto rompe con la estética ordenada y la textura de los grandes bloques, pero mantiene una coherencia estilística al ser la misma piedra con un tratamiento distinto. Un juego decorativo que puede resultar una interesante y atractiva combinación para resaltar aún más un espacio en el que se haya utilizado este producto. Esta combinación se suele utilizar en encimeras, pared de cocina, ducha… Muestra de una versatilidad eminente, esta posibilidad se abre paso cada vez más entre quienes gozan de este material de calidad en su hogar.
La presentación de esta piedra natural suele ser principalmente pulido, ya que es la mejor manera de asegurar que explotamos todo el brillo de una materia altamente cristalizada, como es el marmol.

Marmol calacatta, un brillo único

El principal cuidado que deberemos tener con esta piedra es el de mantener su brillo, algo sencillo también por su naturaleza. Pese a la gran calidad de este material, los cuidados no resultan caros ni complicados ni laboriosos. Basta con agua y jabón neutro para sacar el máximo partido a nuestro suelo, encimera, paredes o lavabos de mármol calacatta. La utilización de productos más fuertes y su exposición durante largos periodos de tiempo podría acabar provocando reacciones químicas que deterioren el acabado de este material. Con lo que siempre debemos recurrir a lo sencillo cuando hablemos de mármol y estar muy alerta ante la posibilidad de derramar por accidente algún producto químico. En el caso de que pueda persistir la mancha, bastará con utilizar un trapo humedecido en vinagre. Por otra parte, para sacarle el máximo partido, se recomienda un pulido una o dos veces al año. En caso contrario, el mármol mantendrá su dibujo, pero irá perdiendo su brillo progresivamente.

Una piedra natural dura

Dentro de los mármoles, esta variedad resulta especialmente dura por su composición. Es uno de los mármoles con más baja porosidad, lo que lo hace más resistente a posibles elementos que lo puedan deteriorar. Sin embargo, como hemos explicado anteriormente, es un material que sufre ante el contacto con elementos químicos, por lo que deberemos evitar exposiciones durante largos periodos de tiempo. Por mucho que sea de las variedades más resistentes, no deja de ser una piedra natural, un elemento que aporta lujo a cualquier estancia y, como toda inversión, hay que cuidarla.
Por otra parte, que sea un tipo de mármol duro también lo hace susceptible de decorar exteriores. En este caso, con el paso de los años tendríamos que renunciar al brillo a cambio de mostrar en una fachada o un elemento de difícil acceso y limpieza el característico dibujo del mármol calacatta. Esta puede suponer otra posibilidad para edificios bajos de una sola planta o de dos plantas con un fácil acceso para su limpieza.

Si está pensando en utilizar este material o cualquier otro en su proyecto de piedra natural hecho a medida no dude en contactar con Stone Cross. Somos expertos con más de 20 años de experiencia en el sector.

Cuéntanos tu proyecto y necesidades en piedras naturales.

EMAIL

export@stonecross.es

TELÉFONO

(+34) 968 97 79 58

DIRECCIÓN

Av. Teniente Montesinos 8 30100 Murcia