El material caliza alba es una piedra de tipo biomicrita, de color blanco crema y con una tonalidad bastante uniforme, muy utilizada para revestir fachadas por su resistencia a las condiciones atmosféricas y su belleza natural, que aporta un aire atemporal a cualquier construcción que se ‘maquille’ con esta elegante roca.

La piedra caliza alba es una maravilla estética de la naturaleza. En ocasiones es incluso utilizada para fabricar esculturas y ciertos elementos ornamentales para los lugares más selectos. Su color suele ser un blanco con tendencia grisácea y con bastante uniformidad, sin apenas veteado ni poro, pero con posibles fósiles. La cantidad en la que estos aparecen, o incluso el hecho de su aparición o no, depende en gran medida de la zona del yacimiento. Si por algo se caracterizan las piedras naturales es por la exclusividad que les otorga el hecho de que cada pieza de ese material se ha fabricado durante miles de años, por lo que no hay dos iguales. Su formación depende en exclusiva de los factores atmosféricos que la han ido erosionando a lo largo del tiempo.

Caliza alba - Stone Cross

Caliza alba para construcción

Sin dejar de lado la exclusividad de la que dota la caliza alba a cualquier construcción, al igual que el resto de piedras naturales, este tipo de material en tonos tan claros y con tan pocos sobresaltos cromáticos aporta un toque de atemporalidad y elegancia a exteriores. Esta roca no siempre se utiliza para revestir construcciones que estén al aire libre, pero suele ser común su uso para embellecer y proteger las fachadas de desastres atmosféricos. No obstante, este material no es especialmente resistente a fuertes golpes, ya que puede sufrir desperfectos, por lo que no se suele utilizar en suelos y otras superficies especialmente castigadas. Si necesita ayuda para llevar a cabo su proyecto con piedra natural, en Stone Cross somos especialistas en su cuidado y diseño y podremos ofrecerle el mejor asesoramiento en función de su idea.
Además de la belleza que imprime en cualquier exterior por sus tonos con un atractivo único y con un leve toque mate, la caliza alba deja la pared perfectamente aislada, lo que conserva mejor la temperatura y esto suele repercutir en un ahorro energético importante. Por tanto, este material nos ofrece un estilo equilibrado entre clásico y vanguardista, un ahorro económico mensual y la satisfacción de ser respetuosos con el medio evitando gastar grandes cantidades de luz.

La piedra caliza es menos utilizada en interiores, pero, con los tratamientos a los que se le puede someter, también tiene gran relevancia estética, aportando luminosidad a cualquier habitación, gracias a sus tonos suaves y bellamente decorados con sus preciosos fósiles. De esta manera dará sensación de una mayor amplitud en cualquier estancia. En función de cómo se trabaje la roca, incluso podría ser el material que rodea una piscina para evitar resbalones.

Tipos de tratamiento de la piedra caliza

Según la utilidad que se le dé y la zona donde quiera que se luzca, la piedra caliza debe someterse a diferentes procesos. Por ejemplo, la caliza alba arenada sirve, como decíamos anteriormente, para rodear piscinas o para lugares cercanos al agua del mar. Con este recubrimiento evitaremos resbalones y cualquier otra clase de eventualidad por el pavimento mojado. La caliza alba apomazada es la que comúnmente se le da a la piedra que se va a lucir en fachadas. Existen muchos otros como el envejecido y el abujardado.
Si necesita información relacionada con este tema o quiere hacer su sueño realidad no dude en contactar con nosotros.

En Stone Cross tenemos más de 20 años de experiencia realizando proyecto a medida con piedra natural

Cuéntanos tu proyecto y necesidades en piedras naturales.

EMAIL

export@stonecross.es

TELÉFONO

(+34) 968 97 79 58

DIRECCIÓN

Av. Teniente Montesinos 8 30100 Murcia