La arenisca de Villamonte es una roca de gran uniformidad, de un color beige amarillento suave que dota de elegancia y sencillez cualquier estancia. Sus principales usos son para revestimientos exteriores e interiores, pavimentos exteriores y cantería. Su extracción se lleva a cabo en Montealegre del Castillo, en el municipio de Albacete, de donde se sacan bloques de gran tamaño.

Es ideal para construcciones que tengan que soportar condiciones atmosféricas extremas. Está compuesto por materiales muy fuertes que no se erosionan, como el cuarzo, micas, feldespatos, óxidos y otros fragmentos de rocas resistentes a la meteorización. Es imprescindible su cementación porque si no su denominación sería simplemente arena.  La clasificación de esta piedra natural se estipula en base al tipo de grano que contiene: arcosas, areniscas de feldespatos; cuarciarenitas, areniscas de cuarzo; grauvacas, rocas con más del 15% de matriz; y litarenitas, rocas formadas por fragmentos de rocas.

Si por algo se define este material es por la exclusividad que aporta a cualquier edificación, ya que, por su proceso natural de formación, cada trocito es único e irrepetible. El refinado color de sus caras es el resultado del origen de los granos de arena primigenios, del cemento y de todos los factores externos que han influido en su creación durante miles de años. La estética natural de esta piedra otorga señorío y clase a cualquier revestimiento.

Arenisca Villamonte - Stone Cross

Por ejemplo, hay otra clase de areniscas denominadas silíceas que combinan tonos rojizos con matices verdosos. Las areniscas carbonatadas están formadas por algunos tipos de fósiles marinos y, aunque sea mucho menos habitual, a veces fósiles continentales. Si la elección para su proyecto es utilizar este tipo de material debe saber que está seleccionando una materia prima única.

Si quiere utilizar la arenisca de Villamonte o cualquier otra piedra natural en su proyecto a medida no dude en contactar con nosotros. En Stone Cross llevamos más de 20 años realizando diseños exclusivos, ya sea en residencias privadas o edificios comerciales.

Formación de las arenas

Antes de que se forme la arenisca debe de haber un proceso lento de formación de la arena en el que adquiere todas las propiedades que después podremos disfrutar. Este desarrollo se puede llevar a cabo en infinidad de entornos. El factor común de todos ellos es que deben permitir la sedimentación. Abanicos aluviales, ríos, fondos marinos, desiertos o lagos son algunos de los lugares donde se puede iniciar esta transformación.

Los principales factores que permiten esta conversión de la arena a piedra natural por medio del transporte de los granos son el agua, el viento, y los movimientos en masa por gravedad en ambientes subaéreos o subacuosos. A pesar del gran número de areniscas que podemos encontrar tanto en el hábitat natural como en diversas construcciones arquitectónicas, no suelen acumularse en grandes formaciones rocosas, sino que se asientan en puntos muy concretos, rodeadas de otras rocas. De esta forma aglutinan una infinidad de matices y cualidades de diferentes elementos que es difícil encontrar en otra clase de material.

Arenisca para construcción

La arenisca es la segunda roca sedimentaria más común en la corteza terrestre, solo por detrás de las lutitas. Por esto y por sus propiedades es de uso común en construcción. Las características según a qué tipo nos refiramos son las siguientes:

Arenisca Silícea

Su color suele ser gris o blanco y su dureza la hace resistente a todo tipo de inclemencias atmosféricas, lo que permite su empleo en obras de muy diferente naturaleza. Un ejemplo de este tipo de material de construcción es la piedra molar, que se suele utilizar principalmente para fabricar las muelas de los molinos.

Arenisca Caliza

A este grupo pertenece la molasa, que posee un color entre amarillo blanquecino y verde pálido. Con este material se debe de tener precaución porque no es demasiado resistente: sufre con condiciones climatológicas adversas en las ciudades industriales, produce efervescencia con los ácidos y es proclive a calentarse con el fuego.

Arenisca Arcillosa

Los colores pueden oscilar entre el amarillo, el rojizo y el beige. Es una piedra blanda, sin apenas resistencia y no se debe usar en las obras. Entre sus cualidades destaca su porosidad y su absorbencia, lo que provoca que se altere con la humedad.

Arenisca Pizarrosa

Este tipo de arenisca es muy común en los techos. Su estructura es laminar y sus colores oscilan entre el negro y el azul.

Arenisca Margosa

Este material también es poco resistente, blando y suele tener colores claros, con cierta preponderancia de tonos amarillentos.

Arenisca Ferruginosa

La arenisca Ferruginosa es un material que contiene óxido de hierro, otorgándole un color rojo pardo. Esta piedra es muy estimada, entre otras características, por su resistencia.

Si desea realizar su proyecto a medida con piedra natural no dude en contactar con Stone Cross desde el formulario habilitado para ello

Cuéntanos tu proyecto y necesidades en piedras naturales.

EMAIL

export@stonecross.es

TELÉFONO

(+34) 968 97 79 58

DIRECCIÓN

Av. Teniente Montesinos 8 30100 Murcia